revistapersonas.com
¿Cómo aumentar la memoria?
Ampliar

¿Cómo aumentar la memoria?

lunes 05 de marzo de 2018, 15:17h
Con el paso de los años, nuestra memoria nos juega malas pasadas. Si quieres entrenarla y mejorarla notablemente, te proponemos estos cambios en tu estilo de vida.
  • Vence la depresión. Muchas personas que tienen depresión refieren pérdida de la memoria y dificultad para concentrarse como uno de sus síntomas principales. La ansiedad, depresión, enojo, y otras condiciones que producen estrés aumentan los niveles de cortisol en el cerebro, lo que puede llevar a daño celular en el hipocampo, el cual es el área del cerebro responsable de la retención de la memoria. Cada caso de depresión es diferente, y puede requerir diferentes opciones de tratamiento. Para algunos, hablar en terapia es suficiente, mientras que para otros, pueden necesitar medicamentos para restaurar la función normal cerebral (como los inhibidores selectivos de la serotonina). Hay muchas maneras de aliviar la ansiedad y el estrés. Pasa más tiempo realizando actividades que disfrutes, especialmente aquellas que sean al aire libre. Busca actividades que promuevan atención consciente, como la meditación, yoga, y el tai chi. Otra manera de ayudar a aliviar la ansiedad y depresión es socializar más a menudo. Llama a tus amigos, miembros de tu familia, personas amadas y evita pasar mucho tiempo a solas con tus pensamientos.
  • Mantén tu mente activa. Tu cerebro es como otro músculo de tu cuerpo; entre más ejercicio tenga, mejor funcionará. Desafortunadamente, muchas personas se involucran tanto en sus actividades diarias que pueden pasar días con sus cerebros funcionando en "piloto automático". Trata de incorporar algunas actividades estimulantes para el cerebro en tu rutina de la semana: Haz crucigramas, lee un libro (preferentemente que no sea de ficción), lee el periódico, juega juegos de mesa, aprende un nuevo lenguaje o instrumento...
  • Haz más ejercicio. La actividad física aumenta el flujo sanguíneo de cada parte de tu cuerpo, incluyendo tu cerebro. Esto puede ayudar a llevar más oxígeno y nutrientes a tu cerebro para que funcione mejor. Trata de hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio aeróbico 5 días a la semana. Es importante hacer ejercicio a lo largo de la semana para que aumente regularmente el flujo sanguíneo al cerebro. Incluso si no tienes tiempo para hacer un entrenamiento formal, todo el mundo tiene tiempo para una caminata de 10 minutos. Haz cambios pequeños en tu estilo de vida para aumentar tu movilidad, como escoger las escaleras en lugar del elevador.
  • Bebe con moderación. El exceso en las bebidas alcohólicas pueden bloquear los receptores del cerebro que son necesarios para la retención de la memoria, y pueden liberar un esteroide que interfiere con el aprendizaje y la memoria. Existe evidencia, sin embargo, que dicen que beber con moderación puede proteger tu memoria a largo plazo. Un estudio francés encontró que en personas encuestadas de 65 años de edad, que bebieron moderadamente (1 a 2 vasos de vino al día) tuvieron menos riesgo de desarrollar Alzheimer que los que no bebían.

Estrategias para la memoria

  • Minimiza las distracciones. Para muchas personas que son olvidadizas no lo consideran como un problema de la memoria, pero más bien como resultado de estar demasiado distraído para aprender efectivamente la información en primer lugar. Cuando sea posible, trata de no hacer muchas tareas a la vez, concéntrate en completar mejor una sola actividad. Aunque es tentador realizar muchas cosas al mismo tiempo para ahorrar tiempo, será más probable que retengas la información si realizas cada una de manera individual, que a la larga te ahorrará tiempo.
  • Usa la asociación de imágenes. Una manera de ayudarte a recordar algo, ya sea el título de un libro o dónde dejaste las llaves, es tomar un momento para visualizar cuándo fue la última vez que las tuviste en tus manos. Por ejemplo, si el libro se llama "Mil soles espléndidos", toma el tiempo para visualizar cómo se verían mil soles espléndidos. Si tienes una imagen impresa en tu mente puede ayudarte a recordar el título del libro después. De igual manera, si dejaste las llaves de tu carro en la cocina, trata de imaginar que tus llaves están haciendo algo tonto en la cocina como cocinar, o comer fruta. Cuando llegue el momento de buscar tus llaves, será difícil olvidar esa imagen tonta que creaste de tus llaves en tu cabeza.
  • Repite los nombres. A muchas personas se les dificulta recordar los nombres de las personas que acaban de conocer, incluso después de 30 segundos. Esto es porque tendemos a concentrarnos demasiado en nosotros mismos (cómo nos vemos, si estamos siendo amables, etc.) que no escuchamos el nombre de la otra persona. Esto puede ser especialmente difícil si te presentan a varias personas al mismo tiempo. Una manera de recordar esto es repetir el nombre de la persona justo después de conocerla: "Gusto en conocerte, y así". Si no escuchaste el nombre adecuadamente o no entendiste cómo pronunciarlo, asegúrate de aclarar inmediatamente para evitar preguntarlo de nuevo. Otra manera de recordar nombres es asociar el nombre nuevo con alguien que conozcas que tenga el mismo nombre. Si no conoces a alguien así, entonces piensa en algún personaje de un libro o película con el mismo nombre. Si haces este tipo de asociación será de ayuda para que recuerdes el nombre después.
  • Utiliza la fragmentación. La fragmentación es un término psicológico que se emplea como técnica para mejorar la retención de la memoria que involucra juntar números, palabras o elementos en una lista para ayudar a recordarlos. Si estás tratando de recordar los artículos de la lista del mercado, entonces trata de agruparlos en diferentes categorías como frutas, verduras, artículos congelados, condimentos, carne, etc. Alternativamente, divide la lista del mercado en comidas potenciales, por ejemplo, puedes agrupar lechuga, papas, tomates, pepinos, queso de cabra y vinagre en un "grupo" llamado "artículos para ensalada". Lo mismo puede hacerse dividiendo conjuntos de números en secciones más pequeños, lo que será muy útil cuando se trate de recordar el número de tu tarjeta de crédito, número de seguro social o un número de teléfono. Por ejemplo, en lugar de tratar de recordar la siguiente secuencia: 77896526, puedes dividirla en 77-896-526. La repetición del número de nuevo a sí mismo va a ser mucho más fácil si lo haces en secciones más pequeñas.

¿Quieres leer el artículo al completo? Accede de forma gratuita al quiosco de Hora Punta, desde donde podrás ver la revista, navegar por su hemeroteca y descargarte los números que quieras desde tu dispositivo Android, Apple o en su propia biblioteca de Amazon. Descubre una nueva forma de acceder a los contenidos de Hora Punta, gratis y desde cualquier soporte digital. ¡No lo dudes y haz click aquí!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.